cipriano castro

cipriano castro
cipriano castro 1884

jueves, 26 de mayo de 2011

muerte




En 1907 Cipriano Castro padeció de una fístula vesico-colonica, rara enfermedad caracterizada por infecciones del tracto urinario o la salida de gas intestinal a través de la uretra durante la micción (neumaturia), esto debido a una conexión anormal entre la vejiga y otro órgano o la piel como los intestinos (fístula enterovesical) o a la vagina (fístula vesicovaginal). Se le intenta operar pero mientras lo intervienen se produce una caída tensional con una parada cardiorrespiratoria y desisten de operar, por ello, viaja a Berlín y se le realiza una nefrectomía, siendo el tratamiento todo un éxito, pero dicha ausencia del país la utiliza su compadre Juan Vicente Gómez para dar un golpe de estado y quedarse por 27 años con el poder. En su intento de regreso a Venezuela arriba con su barco en Trinidad, sufre una dehiscencia de la herida operatoria y por órdenes del gobierno francés es regresado a Europa

Una vez alejado del poder y negada la posibilidad de regresar a Venezuela, Castro sufrió el acoso de las potencias resentidas por la política que mantuvo hacia ellas durante los 8 años que estuvo en el poder. Al carecer de los recursos para efectuar una invasión armada, se marcha a Madrid para luego convalecer de su operación en París y en Santa Cruz de Tenerife. A fines de 1912 pretende pasar una temporada en Estados Unidos, pero es apresado y vejado por las autoridades de inmigración y obligado a marcharse en términos perentorios (febrero de 1913). Finalmente se establece en Santurce, Puerto Rico (1916), bajo una estrecha vigilancia por parte de espías enviados por Juan Vicente Gómez.
En la historiografía venezolana, Cipriano Castro es conocido también bajo el apodo de El Cabito, traducción del apodo de le petit caporal con el cual se designaba a Napoleón, personaje que Castro muchas veces pretendió emular. El Cabito fue también el título de una célebre novela de Pedro María Morantes, Pío Gil (1909) que satirizó duramente al régimen de la Restauración Liberal. Sus restos reposaron en el cementerio de San Juan de Puerto Rico hasta el 25 de mayo de 1975, cuando fueron repatriados e inhumados en un mausoleo de su pueblo natal. El 14 de febrero de 2003 fueron trasladados sus restos al Panteón Nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada